¿Sale a cuenta innovar en su sector?

Una nueva metodología permite medir la rentabilidad de la innovación a parti del aumento de los márgenes que experimentan las empresas después de innovar. Calcular la relación entre el precio del producto o servicio y el coste de producción ha permitido a los investigadores demostrar que las empresas innovadoras (con al menos una innovación de producto o proceso) son mucho más rentables que las que no innovan.

En promedio, la innovación de producto incrementa los márgenes un 3,9% por el aumento del precio y demanda, mientras que la innovación en proceso los incrementa un 2,8%, principalmente por la reducción de los costes.

Así, una empresa que innova tanto en proceso como en producto incrementa sus márgenes un 6,7% de media.

Sin embargo, hay  sectores en los que la innovación es más rentable. Lidera el ranking la industria alimentaria, seguida por la de muebles y productos químicos. Los sectores que muestran un incremento más modesto son el del metal, la minería, la maquinaria y los equipamientos.